Reflexión: ¿Por qué se siguen reproduciendo estas interpretaciones anticuadas sobre la Conquista? por Jorge Gamboa

Hoy quisiera hacer una reflexión a partir de una experiencia que tuve hace unos días. Estaba de viaje en la ciudad de Tunja, una pequeña ciudad de provincia cerca de Bogotá, donde suelo ir a consultar documentos del siglo XVI en su maravilloso archivo y fui invitado a conversar en una clase con los estudiantes de la Licenciatura en Ciencias Sociales, que toman un curso sobre América prehispánica que dicta el profesor Pedro Argüello. El asunto es que expuse algunas ideas sobre la forma en que se concibe hoy en día el tema de la Conquista de América por parte de los especialistas y señalé que era lamentable que en los colegios de enseñanza básica a los niños se les estuviera todavía enseñando una versión que estuvo de moda hace unos 50 años. Durante la discusión al final de la charla, una estudiante me preguntó cuándo calculaba que la interpretación actual sobre la Conquista llegaría a las aulas y al público en general, y yo, tratando de hacer una broma inteligente, le dije que más o menos en el año 2065. Obviamente nadie se rio de semejante chiste tan malo, pero eso llevó a que empezáramos a debatir sobre las causas de que las interpretaciones de vanguardia llegaran tan tarde a los colegios.

Definitivamente no debe ser culpa de los maestros o pedagogos, aunque algo hay de cierto en eso. Mi intención era señalar que no se trata simplemente de que los maestros de enseñanza básica, los que educan a los niños y adolescentes, estén bastante desactualizados o que los currículos los obliguen a seguir textos donde se ha simplificado todo, privilegiando lo lúdico y las imágenes sobre la reflexión y el texto, como sucede, por lo menos en el ámbito colombiano. Además de esto, creo que sucede algo mucho más complejo. El pasado cambia al mismo tiempo que cambia el presente. La versión de la Conquista se resiste a cambiar porque tal vez nuestras sociedades aún no están preparadas para ese cambio. Aún predomina el discurso de la victimización de los indígenas, del colonialismo español, de la Leyenda Negra, tal vez porque aún resulta eficaz políticamente y porque la labor de los mismos científicos sociales ha sido efectiva y ha logrado construir esa imagen. Ahora que queremos dar un paso más allá y afirmar que tal vez hay que redefinir los términos, que tal vez no es tan clara la relación colonial ni la explotación imperialista, y que los indígenas son tan imperfectos como cualquier otro, que siguen sus propias agendas y también son capaces de la violencia, la explotación y de tener intereses mezquinos, es posible que la opinión pública, la sociedad misma, no esté preparada. Prefieren un pasado muy diferente, más acorde con los vientos políticos contemporáneos, por lo menos en América Latina, que un pasado que pondría en cuestión muchos de los a priori en que se fundamentan y justifican los proyectos políticos contemporáneos.

Dejo ahí esta reflexión intencionalmente provocadora y los invito a que sigan opinando y haciendo sus aportes a este blog.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Enseñanza de la historia, Nueva Historia de la Conquista. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Reflexión: ¿Por qué se siguen reproduciendo estas interpretaciones anticuadas sobre la Conquista? por Jorge Gamboa

  1. Pedro Conrado dijo:

    Respecto al porqué de esas permanencias, ese tipo de cambios siempre son lentos. Claro, situaciones tales como la lucha de los indios por la tierra y de los despojos que han sufrido en este siglo y el anterior hacen realmente difícil erradicar esas interpretaciones, pero ese fenómeno ha de atribuirse más a aquellas regiones en las que son fuertes esas problemáticas, no a aquéllas en las que los alumnos ni siquiera están familiarizados con dichos conflictos e injusticias del presente. También es cierto que desde la misma época de la Independencia las élites criollas se apropiaron de símbolos alusivos al pasado indígena para robustecer la imagen de víctimas de la opresión hispánica, y que esa actitud nos ha sido legada hasta hoy, pudiéndose apreciar en la curiosa identificación que personas claramente blancas o mestizas tienen con la tragedia indígena del siglo XVI y en la declarada enemistad a esos ancestros españoles que parecen desconocer. En virtud de ésto, hemos de reconocer que la legitimación de la independencia (y, por tanto, de la actual república) ha pasado por la elaboración de un pasado triste y dramático del que nos liberamos esforzadamente.

    No obstante, no creo que pensar que no estamos preparados para ese cambio sea la conclusión correcta. No olvidemos que hasta hace menos de 50 años años la religión católica era la que unificaba las ‘almas’ del país y generaba sentimientos de identidad nacional. Hoy por hoy, sin embargo, podemos notar cómo el panorama confesional e ideológico del país ha cambiado radicalmente respecto a esos años (y ni se hable del horizonte género/sexual). Por estas razones creo que dicha tradición interpretativa sí puede derrumbarse. En mi opinión, lo que hace verdadera falta en este país es más diálogo entre la Academia y los diferentes medios existentes para educar a la población (no solo hablo de los colegios, sino también de la televisión, el cine, la radio y demás).

    En el colegio el modelo atómico más “nuevo” que me enseñaron fue el de Bohr, cuando aquél fue revaluado en los mismos años 50. También me instruyeron en los 5 reinos en los que se dividen los seres vivos, cuando ese esquema fue revisado hace por lo menos cuarenta años (de hecho, creo que más). Y no menciono la versión también desactualizada de la evolución ‘lineal’ de los homínidos. ¿Por qué? 1. Tradiciones curriculares relacionadas con cuestiones prácticas (en el caso específico de las escuelas). 2. Rigidez del conocimiento en los maestros, que los adquieren de jóvenes y no se preocupan por renovarlos pasados los años. 3. Ausencia de exploración de otros ‘canales’ más eficientes por los que la población pueda acceder (y sentirse interesada a hacerlo) a esa información. 4. (Y esta es una crítica al entorno en el que habito) Aislamiento de los académicos más fuertes en la temática, que se quedan en el trabajo erudito y no intentan elaborar narrativas asequibles a los no duchos ni buscar formas de hacerlas llegar a los que están fuera de nuestro círculo. Estos son, en mi opinión, los problemas clave que hay que afrontar a la hora de emprender la sustitución de esos discursos tradicionales sobre el pasado del país y del continente. Lo dejo para el debate.

    Le gusta a 1 persona

    • Jorge dijo:

      Yo estaría parcialmente de acuerdo. Mi comentario iba a señalar que no es solamente un problema del sistema de enseñanza o de currículos desactualizados, sino al hecho de que el pasado cambia en función del presente y si no tenemos un nuevo pasado es porque aún no hay un nuevo presente. Gracias Pedro por su comentario y ojalá más gente se anime a participar.

      Me gusta

  2. Paula Daza dijo:

    Jorge, acerca de lo que dices, el impacto tardío de los nuevos caminos de las ciencias sociales en las aulas escolares, me parece tiene que ver, con que la formación de los licenciados sigue muy alejada de la investigación. Es decir, la lógica de las universidades se instala en la lógica de ¿para que formar a los licenciados como investigadores, si ellos no van a investigar? Para hacer la ciencia estan los historiadores, los antropologos, los sociologos, etc. Esa brecha en la formación de los futuros profesores de secundaria limita al docente a lanzarse a pensar como un investigador y lo conmina a reproducir manuales desactualizados y aburridos con los que forma a los escolares.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s